Cómo atraer dinero con la ley de la atracción

dinero ley de la atracción
Cómo conseguir dinero con la ley de la atracción

Cómo has visto la ley de la atracción puede aplicarse para aquello tu desees. Entre todas las aplicaciones de la ley de la atracción, una de las más frecuentes es la del dinero. El dinero, al contrario de lo que nos han enseñado a muchos desde que vinimos al mundo, no es malo. Gracias a el dinero se pueden hacer muchas cosas buenas para bien de los demás y para el tuyo propio. La fortaleza financiera y la abundancia económica, permite ayudar a alcanzar el éxito y la felicidad en muchas facetas de la vida. Está claro, todo no es el dinero, pero es un bien necesario en la sociedad que vivimos y se debe de ver como un medio para dotar a nuestro yo de experiencias que la enriquecerán.

Evidentemente hay quien lo usa para malos fines o lo consigue de un modo poco ético, pero no es todo el mundo. Quizás esta sea una de las causas por la que muchas personas, con capacidad y valía para ser millonarios no intentan nunca en su vida eso, ser millonarios. Piensan que no lo pueden conseguir o les hicieron ver que sino heredas, o si tus orígenes no son de la élite, no podrás nunca tener tu propia fortuna.

Aquí te voy a explicar como la ley de la atracción puede ayudarte a atraer dinero, a tener abundancia, a que el dinero entre y salga de tu vida sin fin. Para ello es recomendable que trabajes afirmaciones, visualización y diferentes tipos de ejercicios que eliminarán tu resistencia y te llevarán a la vibración del dinero. Gracias a este trabajo podrás manifestar el dinero en tu vida. Ten en cuenta que esto no tiene un plazo de tiempo fijo, el obstinarse del mal modo, hará que nos fijemos en la carencia y entonces la resistencia frene todo nuestro proceso creador. No es fácil, pero con cuestión de paciencia y práctica será algo natural y entrarás dentro de esa vibración.

¿Qué hacer para manifestar dinero en nuestra vida?

Los primero que debemos de hacer es cambiar nuestra actitud y nuestro pensamiento. Debemos de situarnos en una actitud de gratitud constante por lo que tenemos. Además hay que focalizar y visualizar la abundancia. Puedes comenzar el día con algunas afirmaciones de gratitud, esto te ayudará a comenzar el día positivamente. Lo siguiente será practicar varios ejercicios a diario que nos ayudarán a que nuestro deseo se manifieste cuanto antes en nuestra vida.

El primero de ellos es dar gracias y sentirte afortunado cada vez que en tu mano llegue dinero, bien sea la vuelta de una compra, bien sea tu nómina, bien sea que te encuentras una moneda en el suelo. Mi abuela decía que si te encuentras una peseta (para los que sois de fuera de España o más jóvenes era la unidad más pequeña monetaria que había en España cuando era pequeño) y la dejas de lado sin cogerla el dinero no te llegará tan fácil.

Concéntrate en lo positivo, en lo que te hace feliz. De este modo llegarán solo cosas que agranden tu felicidad, y entre ellas será el dinero. Otro ejercicio, que hay que hacer con mucho cuidado higiénico, es oler nuestra billetera con algunos billetes. Cierra los ojos, y ahora imagina montañas de fajos de billetes al mismo tiempo que hueles el dinero. Esto es algo que activará tu capacidad sensorial. En muchas ocasiones llegará el olor del dinero a tu mente y eso indicará que estás en buen camino ¡te sorprenderás!

Coge un folio y anota que harías con mucho dinero, y luego pon al lado el motivo de porque harías eso. Al hacer esto verás que tienes deseos de sensaciones que piensas que puedes conseguir con el dinero, pero seguramente, aunque sea en otro nivel, ya experimentas esas sensaciones en tu vida por otros motivos. Así que concéntrate en esas sensaciones cuando las tengas en tu día a día, esas sensaciones te harán vibrar del mismo modo que cuando tienes dinero.

Otro ejercicio, y uno de los más clásicos, es hacer cheques por diferentes cantidades de dinero. Hazlos con tu nombre, lo más reales posibles y ponlos donde los veas todos los días. Cada vez que los veas siente la alegría porque ese dinero es tuyo. Puedes hacer uno de una cantidad grande, por ejemplo 500.000 € o bien varios por 10.000€, 30.000€ o 50.000€. ¡Cómo si lo quieres hacer por 1500€! Piensa que podrías ganar 1500€ diarios, ¡o a la hora!

¿Qué hacer si nuestro subconsciente nos dice que no es posible?

Esto es algo que pasa frecuentemente, nos auto-saboteamos en muchos aspectos de la vida y nos hacemos creer que para nosotros este pastel no existe. También sucede que cuando te concentras en conseguir más dinero piensas en tu carencia o en el poco dinero que tienes ahora mismo. Por supuesto debemos de conocer nuestra realidad, pero en momentos de meditación o visualización debemos de concentrarnos en las buenas sensaciones, por lo que esto hay que pararlo.

Para parar este mensaje que nuestro subconsciente nos manda podemos hacer varias técnicas. En primer lugar podemos imaginar una especie de alarma que nos dice que se acabó, algo así como la sirena del colegio que nos decía que podíamos salir al recreo. Este mensaje también viene dado porque nos comparamos con la mayoría, y esta mayoría no es rica en dinero, y pensamos que somos como el resto, si ellos no pueden nosotros no podemos. Es por esto que cuando surja este pensamiento negativo debemos de pensar que el Universo es abundante en fortuna y hay fortuna para todos lo que quieran acudir a él para ellos. No se acaba. Por más dinero que tu atraigas para ti no se acabará el dinero para el resto, ni ellos recibirán menos.

Lo positivo es que con el paso del tiempo este mensaje desaparecerá, y esto realmente es bueno. Debemos de aprender a controlar las situaciones y que ninguna situación nos haga daño. Estamos capacitados de sobra desde que vinimos al mundo para resolver cada situación sin dolor.

Deja un comentario